Inesperado problema con chasis de aluminio

Para tratar de mantener el peso lo más contenido posible, Tesla ha optado por el aluminio para fabricar el cuerpo del Model S. Una opción que permite que incluso montando una batería de 85 kWh, la cifra en la báscula no penalice demasiado sus prestaciones.
Pero este bajo peso tiene un costo en forma de reparaciones. Son muchos los usuarios que están descubriendo que cualquier paso por el taller para reparar un pequeño daño en la chapa del coche supone una factura de proporciones astronómicas.

Fuente: http://transporteelectrico.blogspot.com.ar/2015/02/inesperado-problema-con-el-chasis-de.html
http://aavea.org/pdf/Problemachasisaluminio.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *